Fe y Esperanza

No me robarán la esperanza. Punto. Lo digo así y lo afirmo así. No me robarán ni la fe ni la esperanza. Pueden quitarme cualquier otra cosa pero no permitiré que me roben ni la fe ni la esperanza.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

Soy el piloto de mi vida, soy el dueño de mi destino. Perder la fe y la esperanza implica colocar mi vida en las manos de otra persona. De otros seres distintos a mí. Es otorgar el poder a otros de terminar de hacer con mi vida lo que quieran, como quieran y las veces que quieran. Y eso, para mí, no es negociable.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

Aunque necesite hacer un gran esfuerzo, aunque necesite  buscar debajo de las piedras la fe y la esperanza lo voy a hacer. Me niego, rotundamente, a perder la fe. Soy el dueño de mi destino. Cuando sienta que mis fuerzas desvanecen, cuando sienta que mi corazón se esté apagando por tanto odio y resentimiento, por la desesperanza o por el desamor, haré otro esfuerzo, tomaré aire y recuperaré mi fuerza, retomaré mi fe y mi esperanza. Aunque me caiga y muerda el polvo, me levantaré, obstinadamente, no les daré el placer de verme vencido.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

Mi vida es mía. Tu vida es tuya. La responsabilidad de mi propia existencia es solo mía y permitir que me roben la fe y la esperanza es una responsabilidad que no me encuentro en este momento dispuesto a asumir. Mi vida me pertenece. Dejarme conducir por el capricho de unos pocos, irresponsables, insensatos, ladrones de sueños y esperanzas no es el ideal que tengo de una vida hermosa, digna de ser vivida.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

Yo soy la vida, Yo soy la fe y Yo soy la esperanza. Yo soy el dueño de mi vida. Yo soy el piloto de mi destino. Yo soy la vida. Yo soy imagen y semejanza de Dios. Yo soy la defensa de la vida y la esperanza.  Yo soy.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

Es más fácil decaer. Es más sencillo dar la espalda, vivir con mis ojos cerrados, entregarme y que la vida sea lo que otros decidan que sea, pasar el resto de mis días siendo un pasivo espectador de lo que sucede frente a mí. Morir antes de mi muerte. Morir con un corazón apagado, un alma entumecida, con un cuerpo que anda por inercia. Morir en el olvido. Morir lleno de miedo. Es mejor vivir un día de león, que cien años como una oveja.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

No importa en cual lugar del mundo me encuentre. No importa las circunstancias. Estoy dispuesto a dar mi vida por mantener fuerte y vigorosa mi fe y mi esperanza. Defenderé con rabia mi esperanza. Defenderé con fuerza, con el amor más enconado mi fe y mi esperanza. Están en mis manos. Están en mi corazón. Vibran con cada latido de mi corazón. Mi fe y mi esperanza me pertenecen y no son negociables.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

En mi corazón y mi alma existen motivos para mantener encendida la lámpara de la fe. En mi corazón y mi alma brota incansablemente la fe y la esperanza. Fuerzas indetenibles para realizar cualquier cambio. Cuando la violencia se apropie de mi corazón, cuando el odio termine de corroer mi espíritu, entonces habré perdido la fe y la esperanza. Y ellos habrán ganado. No hay nada más fuerte que la fuerza del amor.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

La fuerza del amor es lo más fuerte que hay. Que el amor encienda la llama de la pasión. Que la pasión mueva los corazones para empujar hacia los cambios que la vida requiere. Yo lucharé por la fe y la esperanza. Comprometido conmigo mismo, lucharé. A pesar de todo, sigo siendo un soñador y un amante de la libertad. Si pierdo mis sueños, llenos de fe y esperanza me pierdo a mí mismo. Me sentiría extraviado. Sin rumbo. Sin sentido. Me niego a perder la fe y la esperanza porque implicaría entregar a otros mi vida.

No me robarán ni la fe ni la esperanza.

Yo soy la vida, Yo soy la fe y Yo soy la esperanza. Yo soy el dueño de mi vida. Yo soy el piloto de mi destino. Yo soy la vida. Yo soy imagen y semejanza de Dios. Yo soy la defensa de la vida y la esperanza. Yo soy.

Fuerza y Fe.

Autor: Daniel Rojas Salzano

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s