El camino de la felicidad

La felicidad es un camino. La felicidad es como la tierra y la agricultura. La felicidad es un camino que cuando lo transitamos  nos podemos encontrar momento difíciles que cuestionan nuestro transitar por este camino, sin embargo, superado el embate somos capaces de reconducirnos por el camino de la alegría y en la medida en que nos contactamos más con nosotros mismos, somo más conscientes de nuestra propia existencia, es más difícil apartarnos. Bajo tales circunstancias, resulta más fácil encontrar el sentido cuando lo perdemos. La felicidad es como la tierra que permanece y como la agricultura que da frutos. Algunas veces, como la tierra y la agricultura, la felicidad se contamina o rinde pocos frutos, sin embargo, nunca desaparece.

La felicidad sigo asintiendo, es un camino que diariamente nos presenta pruebas ya que cada día trae su afán, cada día suceden eventos que nos pueden hacer tambalear. Cualquier desgracia o tontería que nos quieran comunicar puede hacer que perdamos la felicidad, cualquier cosa nociva que nos quieran presentar como maravilloso y que deseen que aceptemos, se buscará la forma de hacer que lo aceptemos. En ese momento, nuestra alegría es puesta a prueba porque no se trata de vivir una alegría superflua y desconectada del mundo, una alegría egoísta y mezquina. Al final, esa alegría es hueca y carente de sustancia.

Yo mismo, al escribir esto, me doy cuenta que muchas veces a consecuencia de una diversidad de razones me voy  alejando de mi propio ser y mi felicidad, sin embargo, cuando logro hacer cosas que me acercan a mi verdadera naturaleza, por alguna razón experimento una sensación de mayor integridad, de mayor gratificación hacia la vida y plenitud conmigo mismo aunque esa actividad que haga sea una hora de psicoterapia que me haga ponerme frente a frente con asuntos que no me gustan de mí. Cualquier cosa que haga para caminar la senda del autoconocimiento o la amplificación de la conciencia sobre mí, siempre es ganancia. Algunas veces los pasos para vivir con mayor conciencia son numerosos y direccionados, algunas veces estos pueden ser pasos cortos y un poco extraviados.

Pasan los días y de acuerdo a cómo se van presentando las cosas en mi propia vida voy teniendo mis altos y mis bajos. En ocasiones me siento muy bien pero en otros momentos me puedo sentir completamente desesperanzado y me pregunto qué debo hacer. Es en estos momentos cuando trato de insistir aún más en moverme hacia la positividad, hacia la felicidad, abrir los ojos y seguir viviendo, dar de alguna manera un salto al vacío, eso que llamo en ocasiones los saltos de fe. Abrir los ojos (como un decir de abrir los sentidos) porque la vida merece ser vivida con los sentidos abiertos, porque la vida entra al alma a través del cuerpo.

Resumo un poco. Generalmente me siento bien, con alegría, pero no puedo evitar en otras ocasiones tener mis momentos de desencanto y desesperación, tristeza, miedo o rabia. Cuando tengo estos momentos trato de sentirme agradecido por aquello que tengo, sentirme bien conmigo mismo y enfocar mi pensamiento hacia lo positivo. ¿Cómo hacerlo? No lo sé realmente, existen muchas maneras, cada persona debe encontrar esa forma de hacerlo. Puede ser meditación, oración, psicoterapia, deportes, trabajo social, cualquier actividad artística, etc. Existen múltiples maneras. Cada quien sabe de alguna manera aquello que potencialmente le hace feliz y aquello que potencialmente le hace infeliz.

En mi caso escribir sobre la felicidad, escribir sobre el encontrar alguna manera de buscarla, escribir lo que he escrito hasta ahora me hace feliz. Salir al mundo, salir a la calle y ver que existe mucha gente haciendo múltiples cosas por hacer del planeta un lugar mejor me hace feliz. Cuando veo los cambios que se están sucediendo en el planeta y cómo muchas personas se están implicando y comprometiendo con el cambio, eso me da una gran sensación, tanto de alivio como de alegría. Observar mis compañeros de trabajo y de estudio, mi familia, mi esposa, me genera felicidad. Observarlos cómo se esfuerzan por ser mejores individuos y por mejorar lo que hay alrededor de sí mismos me inspira.

Todo lo dicho anteriormente no significa que me encuentro en negación para ver las cosas terribles que están sucediendo, pero me da la idea que a pesar de las cosas malas que continuamente suceden y que existen personas haciendo cosas negativas, existen muchísimas personas haciendo cantidades considerables de cosas buenas. Como decía el fallecido trovador y poeta Facundo Cabral: “Por cada bomba que explota hay un millón de caricias”. Una bomba deja una mayor impresión en nuestra memoria. Los daños que pueda ocasionar mucho más. Un millón de caricias, de besos, son silenciosos y sus posibilidades infinitas.

No necesitamos catástrofes para expresar nuestra bondad. Necesitamos cada día para contagiar algo de alegría. No es necesario que sucedan cosas que nos estremezcan para comenzar a buscar un sentido positivo a nuestras existencias. Nuestras existencias y ser responsables de ellas son suficientes para darles un sentido. Existe suficiente desgracia y también existen muchas personas y muchos seres de los cuales se desprende la gracia con la cual sostenernos y encontrar razones para sentirnos felices en la vida. Razones para comprometernos a hacer del mundo un lugar mejor.

Autor: Daniel Rojas Salzano

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized, Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El camino de la felicidad

  1. Jorge Riera dijo:

    Excelente Daniel!. Gracias por tus palabras…

    Me gusta

  2. Gisela Gutiérrez dijo:

    Me encanto tu modo de ver la felicidad y lo compartir contigo es un camino que recorremos a diario.

    Sin embargo leer que todos estos en esta lucha es bueno en ocasiones pensamos que solo nos sucede a nosotros y que el resto del mundo es infinitamente feliz, pero hay que trabajar esa felicidad.

    Gracias por compartir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s