De bondad, humildad y retos

Creo en la bondad humana. A pesar de tanta maldad, miseria, depresión, odio, dolor, etc., creo en la bondad humana. Si dejara de creer en la bondad humana, en la amabilidad, en la sencillez y la humildad de las personas y las cosas, en ese momento podría dejar de ser, en esencia, yo mismo.

Creo en la bondad humana. Necesito creer en ella para continuar con mi existencia.  A pesar de las situaciones más abyectas de la vida, creo en la afabilidad humana. Quizá es posible para mí creer en la bondad humana porque no he estado en situaciones de infamia y dolor profundas como lo pueden ser una guerra, un campo de concentración, vivir entre bandas de maleantes. De cualquier manera, esto no me invalida para creer en lo bueno y puro de los humanos.

Así como creo en la bondad humana, me niego a creer en la superioridad de ninguna raza sobre otra, no creo en la superioridad de ningún pueblo sobre otro y no creo en la superioridad de ninguna religión sobre otra. Creo que el amor al final de cuentas, es el único camino para llegar hacia la verdad, para llegar a lo más puro de la existencia humana.

Nada ni nadie que se crea superior a ninguna otra cosa o persona, puede ser bajo ningún aspecto, superior, al final, es una gran paradoja, porque ¿cuál es la necesidad de parecer o hacer valer una superioridad determinada? o al final de cuentas es quizá simplemente la necesidad de reafirmarse sobre algo que no existe para no sentirse tan mal por la inexistencia de tal superioridad.

La única superioridad posible es con uno mismo. Solo puedo ser superior a la versión anterior de mí mismo cuando me auto-actualizo y sólo puedo ser superior cuando veo una versión anterior de mí mismo y estoy en paz con esa versión anterior, cuando humildemente acepto lo que fui y lo que soy. Solo puedo ser superior a mí mismo y a lo que anteriormente he sido.

El reto más importante de un ser humano es el reto que tiene consigo mismo. Por más que un individuo intente competir con otras personas y en cualquier caso intentar parecer estar por encima de otros, cada ser humano sabe en su interior y muy adentro de sí mismo si realmente es mejor. Solo puede saber si es mejor cuando la medida de comparación es su propia existencia. No en vano, muchos individuos pasan la vida infelizmente comparándose con otros individuos sin hallar la posibilidad de encontrar descanso porque saben dentro de sí que no son ni serán superiores nunca a nada y no tienen quizá la voluntad, de confrontarse a sí mismos y contactar con su propia vida interior.

Reza el adagio, conócete a ti mismo. Yo añadiría, “supérate a ti mismo, solo tú eres la medida de tus propios retos”. Si me digo a mi mismo que no puedo, por más que intente convencer a otros, en lo más profundo de mi fuero interno, sé que estaré timándome a mí mismo y esa falta de sinceridad que solo yo pudiera conocer, estaría atormentándome porque el corazón es siempre verdadero aunque las razón intente de engañar con razonamientos falsos.

El amor y la motivación que surgen del espíritu emprendedor son en conjunto el combustible que consigue movilizar a los individuos a retarse a sí mismo y superar las propias barreras que se hayan impuesto en un momento dado. Cuando el corazón está enfocado en aquello que se ama, nada detiene a quien tiene determinación, creo que hasta Dios lo bendice y lo apoya, le hace el tránsito más liviano, aunque el camino sea duro.

A pesar de todo el odio, rencor y muchas otras cosas malas, creo en la bondad humana. Cuando observo a muchas de las personas que me rodean colocando el corazón en aquello que aman, dejando que el amor sea el bálsamo que se aplique en cada pequeña acción de la vida, creo que la humanidad no está perdida. Cuando el amor está lleno de humildad y consideración por cada individuo sin considerarse superior, solo con la necesidad de retarse a sí mismo, entonces creo que mi percepción, de una humanidad mejor, es real y es algo esperanzador.

Autor: Daniel Rojas Salzano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Convivencia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s